Caries dentales

Qué es la caries dental su prevención y cuidado

 

¿Qué es la caries dental?

Las bacterias presentes en la placa, transforman los azúcares en ácidos, que pueden afectar primero el esmalte y luego la dentina, dando lugar a la formación de una cavidad (caries dental) que, si no se cura, puede llevar gradualmente a la destrucción del diente. Un diente atacado por la caries no sana casi nunca solo. Es por eso que la prevención y el cuidado de las caries dentales son tan importantes. La placa es una película de color blanco amarillento compuesta por bacterias, residuos alimenticios y saliva, que se pega a los dientes, especialmente donde la limpieza es más difícil: surcos dentales de la superficie masticatoria, espacios entre diente y diente y el borde gingival.

¿Cómo progresa la caries dental?

La caries dental comienza atacando el esmalte. Es el material más duro de nuestro cuerpo y es también el más rico de minerales. En la fase inicial, cuando la caries se limita al esmalte, esto se convierte en un color blanco pálido y liso, y después se convierte áspero. Durante esta fase, todavía es posible un leve proceso de “autocuración” del diente, realizando una adecuada higiene bucal usando flúor y limitando los azúcares. Si no se cura durante esta etapa, ésta progresa formando una cavidad en el esmalte alcanzando la dentina. Los túbulos dentinarios, presentes en la dentina, se comunican con la pulpa, donde se localizan los nervios dentales, el diente se vuelve sensible al calor-frío y a los alimentos dulces. El progreso de caries puede alcanzar la pulpa dental, causando inflamación dolorosa, que en los casos más severos puede implicar el tejido óseo.

Prevención de la caries dental

Higiene bucal

En la prevención de la caries, la higiene bucal juega una importancia fundamental, eliminando la placa y los residuos alimenticios que conducen a su formación.

Cepillo

Es importante cepillarse los dientes después de cada comida, con más atención en la noche antes de acostarse. Normalmente, el cepillo de dientes debe tener cerdas suaves y redondeadas y no ser demasiado grandes, asi de poder llegar fácilmente a todas las superficies dentales. Los cepillos de dientes desgastados, además de no permitir la higiene apropiada, pueden dañar las encías. El cepillo de dientes debe cambiarse cada dos o tres meses, o tan pronto como las cerdas estén gastadas o plegadas. Para necesidades especiales, su dentista puede recomendar un cepillo específico para su caso. El uso de una pasta de dientes que contiene fluor ayuda a proteger los dientes de la caries.

Hilo dental

Para retirar la placa y las partículas de alimentos de la superficie de los dientes, simplemente utilice el cepillo de dientes, pero para la limpieza entre el diente y diente es necesario utilizar la seda dental. Esto es esencial en la prevención de la caries, que frecuentemente comienza desde el área entre los dientes.

Alimentacion

Los azúcares contenidos en caramelos, dulces, bebidas, etc. , tienen una gran responsabilidad en la formación de caries dentales. Las bacterias responsables de la caries transforman los azúcares no removidos de los dientes, en ácidos durante un intervalo de unos 20 minutos. Evite los alimentos dulces, especialmente si son pegajosos (toffes, miel, chocolate, caramelos) La producción limitada de saliva promueve la adherencia a los dientes de los azúcares de manera prolongada. Cuanto mayor sea la frecuencia con que los azúcares permanezcan en contacto con los dientes, mayor será el riesgo de caries dentales.

Flúor

Es un mineral que puede fortalecer los dientes y protegerlos de la caries. Normalmente está presente en el agua potable y en algunos alimentos y en productos de higiene bucal. Útil en la prevención de caries dentales, son la aplicación local con el uso de pasta dental con flúor y enjuagues bucales.

Depende de la edad

La caries dental se aprecia con más frecuencia en niños y adolecentes. En estos casos un tratamiento de sellado de surcos puede ser útil. La caries dental también es común entre adultos y ancianos. A veces puede desarrollarse alrededor del borde de una curacion debilitada por el tiempo. Entre los adultos también es posible ver  caries que afectan las raíces de los dientes, cuando se descubren por la disminución de las encías (recesión gingival). La raíz del diente, no siendo cubierta por el esmalte dental, es más vulnerable a la caries.

¿Cómo se cura?

Para curar una caries dental, su dentista extirpará la parte del diente dañada con caries hasta que encuentre tejido sano. La cavidad así obtenida es entonces desinfectada y el diente se restaura con el material elegido según la posición del diente, el tamaño y la posición de la cavidad obtenida. Según los criterios anteriores, el diente puede ser restaurado con una curacion, una incrustaccion, una corona, una carilla, etc. Cuando la caries es muy profunda, puede ser necesario realizar un tratamiento más largo y complejo para salvar el diente.

Curaciones blancas - Clínica dental en ica

¿Por qué preocuparse por caries en la fase inicial?

La caries dental es un proceso irreversible (sólo las caries microscópicas tienen alguna posibilidad de remineralización). Una vez identificada la caries, es preferible tratarla inmediatamente, aunque el diente no duela. Curar una caries dental, mejora la masticación y la funcionalidad estética. Arreglar una caries dental durante la etapa inicial implica un procedimiento más sencillo y más barato que un tratamiento de endodoncia. Otros procedimientos pueden ser necesarios cuando la caries ya ha dañado seriamente el diente.

Caries de biberon

Son causados por la leche y los líquidos azucarados que, tomados con la mamadera, permanecen en contacto con los dientes del bebé por períodos prolongados. Pueden ser prevenidas poniendo solamente agua en la botella antes de dormir.

Predisposición a la caries dental

 

  • La susceptibilidad a la caries dental, puede ser de naturaleza hereditaria.
  • Dientes torcidos o muy cerca unos de otros, cuya limpieza es difícil.
  • Dientes con surcos muy pronunciados, en los que la placa y los residuos de alimentos se estancan más fácilmente.
  • Afecciones fisiológicas como el embarazo y la lactancia, que debido a cambios hormonales alteran la composición salival.

Prevencion

Mantenga la higiene bucal apropiada al cepillarse los dientes después de cada comida con una pasta dental con flúor.

Limpieza diaria entre diente y diente.

Evitar los azucares. Comer preferiblemente frutas crudas o verduras, que, además de limpiar la boca, contienen fructosa no muy cariogénicas.

Consulte con su dentista sobre la oportunidad de aplicar flúor, o sellar los surcus en los dientes de sus hijos.

Realice chequeos dentales y sesiones de higiene regularmente (aproximadamente cada seis meses, a menos que su dentista indique lo contrario).