Enfermedad de encía y del periodonto

Clinica dental Ica periodontitis

La periodontitis es la inflamación del soporte del diente (periodonto), que está formada por la encía, la raíz,el ligamento periodontal y el hueso alveolar.

¿Cómo se presenta la periodontitis?

Si al limpiar los dientes, la encía sangra es una primera señal de probable periodontitis, y si no se trata la enfermedad se extiende a todo el aparato de soporte del diente (periodonto). Una de las principales causas de la enfermedad periodontal es la placa bacteriana que se acumula en los dientes.

Sin tratamiento una periodontitis leve puede resultar en unos años muy seria: abscesos purulentos y dolorosos y además dientes débiles con aparición de espacios entre ellos.

Encías que sangran al cepillarse los dientes, es un claro síntoma de inflamación de la encía. La fuga de sangre no indica una lesión causada por el cepillo, sino una irritación de los tejidos inflamados.

Si la gingivitis no se trata tempranamente, la inflamación puede extenderse a todos los tejidos de soporte de los dientes causando una periodontitis. De esta manera se forman los bolsillos gingivales, donde se estancan bacterias y se produce inflamación que poco a poco destruye el soporte óseo. Generalmente, en esta etapa, la enfermedad periodontal evoluciona muy lentamente, a veces durante un período de varios años y en la mayoría de los casos no causa dolor. Más tarde, sin embargo, tras la destrucción del periodonto, los dientes se mueven y pueden incluso caer.

a) Tejidos sanos: el diente está anclado en el hueso hasta el cuello y fuertemente rodeado por la encía sana.

b) Gingivitis: la encía inflamada está hinchada, enrojecida y comienza a despegarse del diente.

c)Periodontitis: se forman bolsillos, donde las bacterias pueden acumularse y empeorar la inflamación.

El diente en el hueso alveolar se vuelve más débil, y empieza a tambalearse. A lo largo, el hueso se resorbe completamente y el diente se cae.

Factores de riesgo. La mala higiene bucal o una técnica de limpieza incorrecta puede conducir a la aparición de la periodontitis. La enfermedad y el ataque de bacterias periodontales pueden ser influenciadas por otros factores como el debilitamiento del sistema inmunológico, tabaquismo y otras enfermedades. La periodontitis, por su parte, puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, partos prematuros, trastornos de las vías respiratorias y empeorar una diabetes.

¿Cómo evitar la periodontitis?

Dado que la causa principal es la placa bacteriana que se acumula en los dientes, la periodontitis se evita con medidas de higiene oral. El paciente debe regularmente y adecuadamente limpiar sus dientes y espacios interdentales, usando las herramientas específicas y la técnica correcta. Su dentista educa al paciente sobre las medidas de profilaxis a seguir. A intervalos regulares, realizar una limpieza profesional de los dientes para remover placa y tártaro.

¿Cómo se cura la periodontitis?

Para tratar la periodontitis se debe primero eliminar la placa bacteriana que se acumula en los dientes. Esta operación debe realizarse por el odontólogo. Esto evita que la enfermedad puede progresar. El paciente debe apoyar activamente los esfuerzos del dentista con limpieza diaria de los dientes y espacios interdentales. El cuidado de la higiene bucal proporciona un resultado positivo del tratamiento.

Si la enfermedad está en una etapa avanzada (bolsillos profundos gingivales con formación de pus, destrucción de la movilidad del hueso o del diente), el tratamiento es más difícil. En estos casos, el dentista, generalmente especializado en periodoncia, tiene que extraer quirúrgicamente las bacterias anidadas en los bolsillos gingivales. Según el caso, el paciente sigue un tratamiento antibiótico y puede ser sometido a una terapia regenerativa para reconstruir el apoyo de los tejidos destruidos. Estas intervenciones son largas y requieren de mucha paciencia y energía por el dentista y el paciente. Por esta razón, al igual que en el caso de la caries, es importante diagnosticar y tratar a tiempo una periodontitis.

Chequeos regulares al odontólogo permiten reconocer rápidamente la periodontitis, evitando las complicaciones graves de esta enfermedad, es decir, la pérdida de los dientes.