All for Joomla All for Webmasters
Compartir:

 

Dientes y embarazo: ¿Cuáles son los riesgos para la boca?

Numerosos estudios médicos y científicos han demostrado que una adecuada higiene dental durante el embarazo es muy importante no sólo para preservar la salud de los dientes de la madre sino también para prevenir los posibles problemas dentales en el bebé.

El aumento de estrógenos provoca engrosamiento mucoso y una pronunciada tendencia a la retención de líquidos, estos fenómenos se manifiestan con mucha evidencia en las encías. Enrojecimiento, edema, sangrado, representan el marco clásico de la gingivitis del embarazo. La gingivitis aparece temprano, desde el primer trimestre y generalmente espontáneamente retrocede tres meses después del parto. La intensidad y la gravedad varían mucho, sin embargo el control de la inflamación gingival y la irritación se resuelven con una cuidadosa higiene bucal. El embarazo no sólo crea problemas en las encías, sino que puede crear graves problemas incluso a los dientes como caries y periodontitis.

Hay otras características que pueden ocurrir durante el embarazo y que siempre están relacionados con desequilibrios hormonales. Uno de ellos es el cambio en la composición de la saliva que se vuelve más ácida y particularmente densa. Esta condición impide que la saliva proporcione sus principales funciones de prevenir la caries dental.

Diferentes experiencias clínicas han puesto en relieve un vínculo entre la enfermedad de las encías y el riesgo de partos prematuros. Hay una mayor incidencia de partos prematuros en mujeres que sufren de enfermedad de las encías durante el embarazo. En este sentido, estudios sugieren que si la enfermedad de las encías ya es presente empeorará durante el embarazo.

Controles Periodicos

Intensificar los controles al odontólogo durante los nueve meses porque parece que el embarazo, directamente y indirectamente, impactan negativamente en la salud dental. Se aconseja un cuidado dental y una limpieza de las encías y el cuello dental antes de la semana 35 del embarazo para reducir los riesgos. Según los datos de un reciente estudio estadounidense, existe una relación entre la salud dental y el número de embarazos de una mujer. Parece que cuanto mayor sea el número de embarazos es más probables de sufrir irreparables daños a los dientes.

También hay que tener en cuenta la disminución en la respuesta inmunitaria en una mujer embarazada lo que hace que sea más probable la ocurrencia de estas enfermedades. De esto sigue la importancia del control preventivo dental en perspectiva de un embarazo.

Numerosos otros estudios de este tipo han demostrado que la prevención antes y durante el embarazo es muy importante para evitar problemas futuros. Es necesario vigilar a su salud oral con el fin de preservar la salud dental del niño. Las estadísticas confirman que revisiones periódicas al dentista durante los nueve meses reducen el riesgo de caries para los futuros dientes del bebé.

Entonces cuando hay que visitar el odontólogo durante el embarazo? La mejor época para el tratamiento dental en el embarazo es entre 14 y 20 semanas, cuando se disminuye el riesgo de aborto espontáneo y se forman todos los órganos del bebé. Después de 20 semanas, el aumento de volumen del útero puede hacer incómodo al estar acostado en la silla.

Cada trimestre del embarazo se caracteriza por condiciones fisiológicas particulares que deben ser evaluadas:

1° trimestre.

  • Realizar examen dental de control
  • Ser extremadamente cuidadosa con la higiene oral
  • Evitar medicamentos y rayos x
  • Seguir una nutrición adecuada

2 º trimestre.

  • Realizar una limpieza de dientes profesional y cualquier terapia simple.
  • El dentista limita al mínimo el tiempo de cada sesión.
  • Realizar radiografías sólo cuando sea absolutamente necesario y con las debidas precauciones.
  • Tomar medicamentos que pueden ser necesarios rectados por un dentista y bajo supervisión del ginecólogo.

3 º trimestre

  • Realizar terapias sólo si es estrictamente necesario, postergando las menos urgentes al final del embarazo.
  • Después del parto volver a ejecutar una limpieza de dientes profesional

 

Algunos consejos:

  • Cepíllese los dientes dos veces al día con pasta dental con flúor y usar hilo dental todos los días
  • Limite los alimentos que contengan azúcar.
  • Evite las bebidas con gas y bebidas endulzadas, preferir agua natural o leche descremada
  • Prefiere fruta natural en lugar de jugos de frutas;
  • Si ha pasado más de seis meses desde su última visita al odontólogo, planifica una limpieza profesional de los dientes.
  • Para cualquier problema dentales o a las encías, consulte a su odontólogo inmediatamente: no hay ninguna contraindicación al tratamiento durante el embarazo.
  • No te preocupes si el odontologo tiene la intención de utilizar medicamentos o sustancias especiales (antibióticos, anestésicos locales, analgésicos, colutorios, etc.): tienes sólo hacerle saber del embarazo y él elegirá productos adecuados.
Compartir:
Escribir comentario:

*

Your email address will not be published.

© 2017 - Swissdent por Icaweb

Consultas prioritarias o urgencias    959 188224